Botox Facial

Botox

El Botox o Toxina Botulínica de tipo A se inyecta en la dermis del paciente para la relajación de fuertes patrones musculares, aplicada en mínimas cantidades ayuda a disminuir el envejecimiento facial, para disminuir arrugas y líneas de expresión.

El tratamiento con toxina botulínica impide el movimiento de músculos, inhibiendo su acción y generando su relajación. Al disminuir los gestos, la piel luce más tersa y plana.

Sus principales usos cosméticos se resumen en la disminución de líneas de expresión: arrugas en frente, patas de gallo, entrecejo, surco nasogeniano.

Se aplica sobre arrugas dinámicas, generadas por los movimientos gestuales repetitivos, y su uso sólo se recomienda para la zona superior de rostro, como frente, entrecejo y patas de gallo, como así también surco de la nariz.

Es recomendable acudir a nuestro centro, donde nuestros especialistas médicos le indicarán el tratamiento acorde a su necesidad.

 

 

¡Me gusta! Agendar Turno