Tratamiento para Rosácea

Rosácea

La rosácea es una lesión común que puede ser tratada y puede controlarse. La rosácea
afecta a la piel del rostro, lo cual se ve enrojecida e hinchada. Las zonas principales más afectadas del rostro son las mejillas, la nariz y el mentón. A veces suele afectar también el cuello y el escote.

Síntomas de la Rosácea:

  • Enrojecimiento de la piel del rostro
  • Facilidad de ruborizarse (sonrojarse)
  • Telangiectasias (venitas rojas en la cara, con formas de tela de araña)
  • Sensación de ardor e hinchazón en la cara

Es muy importante tener en cuenta que estos síntomas pueden verse exacerbados por factores desencadenantes como por ejemplo: los ambientes con calefacción, la exposición al sol muy prolongada y sin protección, cambios en la temperatura y consumo excesivo de alcohol, alimentos picantes y/o grasos.

Para tratar la Rosácea se debe tener en cuenta el tipo de piel y la gravedad de la patología.

Como tratamiento preventivo contamos con el Método de la Luz Pulsada Intensa con el fin de reducir la incidencia de los factores desencadenantes y lograr conseguir una piel tersa y luminosa.

 

 

¡Me gusta! Agendar Turno